Varios Méxicos

El Presente del Pasado

por Dalia Argüello *

Faltan siete días para las elecciones del 1 de julio. Se ha dicho tanto al respecto que puede parecer ocioso hablar más de lo mismo y, sin embargo, resulta una necesidad imperiosa volver al tema, acercarnos al menos un poco, compartir con otros las ideas, tratar de clarificar esta mezcla de emociones, buscando en el lenguaje una vía para dejar salir el montón de sentimientos encontrados y el cúmulo de expectativas, de temores, de ganas que tenemos de vernos, de abrazarnos, de tener esperanza en algo, por sutil que sea, por escurridizo que parezca, o por ingenuo que suene. Parece indispensable llegar a un punto, tener algo de qué asirse, un inicio de nuevas e inesperadas posibilidades.

Y habrá muchos que se pregunten en qué puede cambiar su vida, su destino, su caminar cotidiano después de ir o no a votar. Habrá quienes desconfíen de las…

View original post 1,597 more words

Advertisements

El caso del caso

El Presente del Pasado

por María José Garrido Asperó *

El día de ayer (31 de agosto de 2016), como lo hago los lunes y miércoles desde hace algunos años, acudí a impartir la clase “Historia de México I” en el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Por ello me enteré que el titular de la Secretaría de Desarrollo Social, José Antonio Meade, asistiría al auditorio de la universidad, y que el secretarío de Educación Pública había pospuesto su asistencia por razones desconocidas —según me comentaron diversos estudiantes.

No acostumbro participar en esa clase de reuniones porque no creo, en términos generales, en la clase política mexicana. Como muchos, soy una ciudadana preocupada por la situación que atraviesa el país. Me lastiman la pobreza, la desigualdad y la inseguridad. Me molesta en extremo cómo se manipula la información y se lucra con la pobreza económica y cultural de los mexicanos. Me agravia la corrupción de…

View original post 720 more words

Dictaminar con la víscera

El Presente del Pasado

por Gabriela Pulido Llano

Sin proponérnoslo, recientemente hemos venido coleccionado anécdotas “simpáticas” acerca de los dictámenes académicos relacionados con las humanidades y las ciencias sociales. Los dictámenes son en términos generales certificaciones de nuestro trabajo, ya sea con el objetivo de publicarlo en una revista o en un libro, ya (como en el caso del INAH) para que al validar una ponencia podamos obtener la cobertura económica para asistir a alguna reunión nacional o internacional. En uno u otro caso, la dictaminación se ha convertido en un proceso inquietante, que pone el alma en vilo a cualquiera que lo enfrente.

Sabemos que la lectura de otro, mejor si es de un desconocido, es fundamental para obtener en la escritura una buena expresión de nuestras ideas. Esa lectura desde afuera es capaz de reparar las contradicciones y carencias que a nuestros ojos se pierden por estar familiarizados con lo que ha…

View original post 978 more words